Mercado inmobiliario 2023: esperan que los precios sigan bajos y haya un leve repunte de ventas

Mercado inmobiliario 2023: esperan que los precios sigan bajos y haya un leve repunte de ventas

Este año, hubo una ligera recuperación, pero las operaciones aún representan la mitad de las que había hace diez años.

Después de un 2022 signado por apenas un 15% más de operaciones de compra-venta respecto del año pasado (aunque en niveles bajos) y una profundización de la caída de los precios, los empresarios inmobiliarios empiezan a estimar cómo será el próximo año para el sector. En su mayoría son optimistas en cuanto a las ventas y descartan que los precios de los inmuebles suban. Por el contrario, esperan que continúe la tendencia a la baja.

Ariel Champanier, CEO de Re/Max Premium, por ejemplo, pronosticó que el próximo año va a estar marcado por la estabilización de precios y la reactivación del mercado. “No creo que los precios suban, no hay razones para que eso suceda. Se viene un año de estabilización y como estamos frente a un posible cambio de Gobierno habrá más expectativas en la gente. El acomodamiento hacia arriba recién podría suceder en 2024”, señaló el experto en bienes raíces.

Miguel Di Maggio, director de la inmobiliaria Depa se muestra más escéptico y contextualiza: “para los especialistas, la economía en el 2023 se presentará igual o peor que el año que está concluyendo. Por eso, desde el rubro inmobiliario es esperable que, sin un instrumento que apalanque la compra de propiedades, es imposible que el sector se dinamice”, opinó.

Una posible reactivación en la venta de propiedades el año próximo será producto, básicamente, de la necesidad de una clase media desmantelada de tener que desprenderse de bienes para no disminuir su calidad de vida», advirtió. Y coincide en que el repunte en las ventas «no será acompañado por un repunte en los valores de las propiedades. De hecho, durante 2023 el valor de las propiedades caerá un 10% respecto a los valores actuales”, arriesgó el empresario.

En materia de precios, en el segmento de departamentos usados, en la Capital Federal entre marzo y noviembre hubo una baja acumulada de 7,72% en el caso de los monoambientes, del 6 % para las unidades de un dormitorio y del 10% para los departamentos de 3 y 4 ambientes, según datos de Reporte Inmobiliario.

Según Miguel Ludmer, director de Interwin, este año el mercado estuvo activo tanto por parte de los desarrolladores como de los inversores, y su sensación es que “el mercado inmobiliario vive una realidad paralela a la economía y a la política”.

“Con una economía que este año va a terminar con casi un 100% de inflación anual, el real estate aparece como una alternativa noble de resguardo de valor en la que mucha gente defiende sus ahorros – ni hablar si los tienen en pesos-. Uno de los pocos activos dolarizados que pueden comprar son ladrillos”, dijo.

«Más allá del crecimiento del dólar, la inflación y demás, los inmuebles sostienen su valor. Pueden bajar de precio, pero lo hacen en una proporción menor. Por lo que siguen siendo un buen resguardo», se entusiasmó el empresario.

Ludmer espera que en el 2023 se acentúe la avidez de los desarrolladores y de los compradores a pesar de que “este mercado se mueve sin una sola gota de crédito hipotecario y con un alto impacto impositivo”.

Según la visión del empresario, el mercado está en medio de pisos históricos,  las ventas se están realizando muy cerca de los costos, por lo que entiendo que todo apuntará al crecimiento» opinó.

También Esteban Edelstein Pernice, director de la inmobiliaria Castex, sostiene que la demanda se mantendrá «a buen ritmo» durante el año que se inicia.

“El problema lo vemos por el lado de la oferta, fundamentalmente enfocado en los temas de aprobación de nuevos emprendimientos. Hay una oportunidad muy grande para que la provincia de Buenos Aires mejore sus procesos aprobatorios. Así muchos nuevos proyectos se volcarían al mercado, generando muchísimo trabajo y crecimiento económico», agrega desde su experiencia.

«La realidad es que existe mucha tierra lista para desarrollar y muchos interesados en hacerlo. Un panorama realmente alentador para el mercado suburbano, que sigue apostando a seguir creciendo», resumió.

Finalmente, según Maria Inés Kries, gerente comercial de Newland, el sector está «frente a un período de oportunidad, con valores históricamente bajos, y con altas posibilidades del comienzo de una recuperación paulatina a medida que las variables macroeconómicas, políticas y sociales se alineen en un escenario de previsibilidad», apuntó.

Fuente: https://www.clarin.com/economia/presentara-2023-empresarios-sector-inmobiliario_0_0zh9WyyFI2.html